Leyenda: Ofrenda al Río




Texto tomado de: "Mitos y Leyendas de los Pipiles de Izalco" de L. Schultze Jena, Traducción de Gloria Menjívar Rieken y Armida Parada Fortín, Ediciones Cuscatlán 1977.

Cuentan los ancianos antepasados:
Lejos de aquí se roban el agua. Se han robado el manantial, que hace poco, había brotado.

Los de Izalco buscaron una niña para llevar allí donde había brotado el manantial.
Muchos la acompañaron. Hicieron una fiesta, prepararon nacatamales y a la pequeña la sentaron allí donde había brotado el agua. Le dijeron: ¡Debes reír!

Cuando todo había terminado dejaron a la pequeña diciéndole: - Tu te quedas, mañana temprano vendremos a ver que tal amaneciste.
Cuando al día siguiente llegaron, la pequeña ya no estaba. Pero el agua corría. Entonces dijeron aquellos que el agua se la había llevado.

Ilustración de Isabel Rosales.

No hay comentarios.

Gracias por comentar :). Los comentarios serán aprobados por la administradora antes de ser publicados.