Ir al contenido principal

¿Tiene su símbolo el alma salvadoreña?




Imagen y texto tomados de "Lecturas Maravillosas" 3° grado, Colección Tazumal.

Encontré este fragmento de texto que me pareció interesante y lo reproduzco para ustedes ;).

¿Tiene su símbolo el alma salvadoreña?

Raúl Andino

(Salvadoreño)



El Zenzontle* (Sinsonte). Divino cantor alado, alma de nuestros bosques, rival del ruiseñor, carne viva cargado de armonías, con dos alas en lugar de remos, flautista maravilloso, melodioso y estupendo joyero de musicales trinos, poeta enamorado de la aurora.

El Zenzontle, el dulce Zenzontle de plumaje gris, como el alma de Atlacatl; el pájaro embrujador que destila de su pico una perla de miel en cada trino y que consuela con la música de sus cantos al indio triste, cuando descansa de las rudas faenas de la jornada diaria en el verde corazón de la montaña, cabe la sombra de la ceiba centenaria o el legendario maquilishuat, frente al poniente magnífico empurpurado de Sol.

El Zenzontle, el pajarillo grisáseo y azulenco, de blanco pecho, que tiene de plata la garganta o de cristal bruñido por la misma mano de los ángeles; el gorjeo hecho ave, el ave hecha romanza, la romanza hecha vuelo, el vuelo hecho plegaria para Dios.

——————————————————————————————————-

Raúl Andino: escritor, periodista y jurisconsulto salvadoreño, excatedrático del Instituto Nacional, de la Escuela Normal de Maestros, y de la Universidad. Muerto en plena juventud. De tendencia nacionalista, es autor de “Del Huerto Solariego”, de “Un Breve Ensayo Crítico sobre Nuestra Administración de Justicia” y de “Seis Conferencias”.

*Zenzontle significa: “El de las mil voces”, debido a su habilidad de imitar el canto de muchos pájaros.





Comentarios

Entradas más populares de este blog

Leyenda del maíz colorado

Esta historia sucedió en la época precolombina, cuando la tierra era de todos los que la trabajaban con sus manos, cuando nadie peleaba para vivir porque vivir era sencillo y los hombres se conformaban con dormir, comer,amar y crecer; cuando los hombres no sabían el pecado de atesorar.

Ese año había mucha felicidad. Las lluvias habían llorado de amor; la luna había iluminado los ríos haciéndolos de plata. Los indígenas lanzaron los granos de maíz tan blancos y parejos como dientes de sihuapil sobre la tierra desgranada en olas por el arado. A los pocos días el suelo se cubrió de hojitas tímidas que de beber y respirar luna crecieron y crecieron.


La diosa SUCUXI, tan bella por morena, tan buena por sencilla, tan pura por ingenua, desde la loma contemplaba las faenas de los indígenas y en premio de sus afanes, quiso darles una cosecha más galana. Bajó de la loma a los maizales que ya daban mazorcas y eran más altos sus tallos que un indígena.

Empezó a pasearse por aquellos maizales que…

Recopilación de bombas salvadoreñas

Holas pues hoy les traigo un post acerca de las bombas o coplas salvadoreñas, las cuales son una muestra de cultura popular que al menos a mí me divierten un montón. Algunas las he encontrado en libros, otras las he escuchado por ahí y pues aquí las dejo tal vez alguna les divierte.

Empiezo con "Bombas que usan los matrimonios Lencas"

(Tomado de Cuzcatlán Tipíco de María de Baratta)

El- De donde venís, paloma blanca,
a alegrar mi corazón,
a llevarme toda mi alma
Y llevarme todito yo.

Ella-No vengo a llevarte a vos,
vengo por verte otra vez,
por si no me lu has olvidado
me lu vuelvas a querer

Ella- Se va tu paloma blanca,
se va para no volver
¡Adiós ilusión perdida!
¡Adiós para no volver!

El- Adiós palomita blanca,
Te vas y dejas tu nido;
tu amor es sólo un recuerdo,
ya jamás tu canto oiré.

Ella- Dos corazones unidos
puestos en una balanza,
El uno pide justicia
y el otro pide venganza.

El - Chorchita, piquito de oro,
Préstame tu barnición,
Para sacarme una espina
que traigo …

Cómic: El Cadejos del Cadejal

Hola pues hace poco encontré este entretenido cómic en un libro viejo, me pareció sencillo y gracioso, así que decidí que sería bueno compartirlo con ustedes.

Se titula "El cadejos del Cadejal", basado en el cuento de María de Noguera.

Tomado del Libro: "Lecturas Maravillosas" de 3° grado, de la Colección Tazumal.








Nota: Por favor si comparten mis scans en otros blogs siempre mencionen el libro de donde fueron tomados así se respetan los derechos de autor