Ir al contenido principal

Entradas

Los encantos de Cuisnahuat.

Entradas recientes

Recordando un Yuilcuicat

Pues estaba recordando cuando asistí hace unos años a el ya tradicional festival indígena "Yuilcuicat: Un canto al corazón", en el cineteatro de la Universidad de El Salvador, recuerdo que la ponencia del año 2012 en particular me gustó mucho.

Recuerdo que fue un evento bastante dinámico pues se contó con diferentes exposiciones y demostraciones de la cultura indígena salvadoreña, la cual han tratado hasta el cansancio de enterrarla viva, con la propaganda habitual que todo lo "indio" es malo, inferior, retrasado, salvaje, bárbaro e incivilizado.

Pero bien entre los aspectos más interesantes fueron las ponencias de organizaciones indígenas como "Pasos del Jaguar"




La cual expuso sobre el trabajo que estan realizando con las diferentes comunidades indígenas del país.

También se contó con la presencia de indígenas Masahuat, los cuales expresaron que si bien se ha empezado a tomarles en cuenta, aun falta mucho para afirmar que se les está incluyendo verdaderam…

Shúri

Hola hoy les traigo una pequeña historia que leí cuando era estudiante universitaria, recuerdo que en la búsqueda que hice en la biblioteca casualmente apareció esta historia que me gustó. Pasaron los años y un día me decidí a leerla nuevamente fui a la universidad y como está en un libro antiguo de la colección de Arqueología e Historia pues sólo pude tomarle fotografías y tomarme el tiempo de digitarla y compartirla con ustedes.


SHÚRI
Por Jorge Lardé y Larín
Tomado de: Revista Cultura Nº17, Octubre-Diciembre de 1957
Las historias escritas no hablan del valiente cacique Shúri (Shúri en idioma lenca quiere decir “ardilla”), altivo señor de Yusique (Yuxique proviene de dos raíces lencas: yux, ocote, pino; y tique, cerro, montaña, localidad) y héroe de la porfiada resistencia que los lencas de la sierra opusieron a las denodadas huestes del Visitador Diego Rojas, a principios de 1530.
Sin embargo, su nombre corre en la tradición y en la leyenda, nimbado por los fulgures del más puro patr…

La Poza

Hoy les traigo una pequeña leyenda titulada La Poza por Francisco Herrera Velado, extraído de “Nuestra lengua, Idioma Nacional 4º grado” PLANALIBRE, segunda edición 1987.
Cuentan que en una profunda poza que esta situada, en Izalco guarda cierto misterio.
Todos dicen que esa obscura poza es la tumba de la última princesa indígena, la cual, huyendo del insulto del conquistador, se lanzó a esas aguas sin fondo, para ponerlas como vallador en su honor.
Desde entonces, esas aguas duermen en una quietud que espanta y cuando su apacibilidad se rompe, es que su guardiana, la princesa delicada, ha salido a lucir su hermosos huacal de jícara incrustado de oro y bordado con caprichosas figuras, a tomar su baño a las doce del día.


Iglesia parroquial de Berlín, Usulután

El siguiente texto fue recopilado para cumplir una tarea de bachillerato, la cual consistía en obtener información sobre la historia de una iglesia de país, nosotras optamos por la iglesia de Berlín (creo que influyó un poco que yo tuviera parientes en ése municipio). Los datos se obtuvieron en CONCULTURA en el año 2006.

Iglesia parroquial de Berlín
Esta iglesia está ubicada en el municipio de Berlín en el departamento de Usulután. Data del año de 1906 cuando fue otorgada la escritura pública y fue dada una manzana de terreno para que esta fuera construida, se dice que en su construcción contribuyeron personas de origen alemán.


Esta iglesia fue terminada en el año de 1913, fue construida con madera y techada con teja, a esta fueron donadas dos campanas y el reloj de su torre por el gobierno de Alemania por llevar el mismo nombre de su capital; cabe detallar que este reloj tiene un error y es que el número cuatro esta con tres ies y no con el símbolo de la "V" y la "I&quo…

Sobre serpientes aladas

Por alguna razón estuve recordando algunos relatos que escuché en mi infancia acerca de serpientes, pero no simples serpientes sino seres que rayaban en lo mágico: serpientes aladas y serpientes con extrañas formas sobre sus cabezas, así que compartiré algunas cosas de las que me contaron miembros de mi familia.

Historia 1

Mi abuelo es originario de un municipio al oriente del país el me contó sobre lo común que era antaño encontrar serpientes o culebras enormes en la campiña salvadoreña, casi siempre eran reptiles de considerable tamaño que o escapaban o se les mataba con un machete por que se les consideraba un peligro para las gentes. Sin embargo mi abuelo dice que a veces se  encontraban serpientes con ciertas particularidades como alas y que cuando se les perseguía salían volando (sí difícil de creer), también me hablaba de serpientes con "cruces en la cabeza" las cuales se decía que se ocultaban en el corazón de ciertos árboles o se "enterraban" en la tierra …

Día de los Difuntos

Hola pues el pasado 2 de noviembre fui con mi familia a cumplir con la tradición de enflorar en el día de los difuntos. Salimos temprano con mi mamá en un autobús que nos llevaría al oriente del país al municipio de donde ella es originaria y donde año con año vamos a enflorar.

Al ir al cementerio pude observar la gran cantidad de puestos de venta de flores de plástico, ventas de comida y de las tradicionales hojuelas con miel de panela. Pues fuimos con mi mamá y mi tía a visitar la tumba de mi abuela materna, mientras limpiaba y adornaba pude observar a otras familias que nostalgia, estaban entregados a la tarea de honrar a sus seres queridos enflorando con esmero las tumbas, haciendo rezos y hasta dedicando canciones.

 Las amistades y familias que tenían tiempo sin verse se saludaban con entusiasmo, niños que se ofrecen para pintar y limpiar tumbas se nos acercaban de cuando en cuando. Debo decir que a pesar de lo triste que puede ser recordar a l@s que se han ido también es una tr…

Viajando a la Playa El Espino

Hola pues uno de los pasados días me animé a visitar con mi familia la Playa El Espino en el departamento de Usulután, fue una especie de relax pues hace mucho que no visitaba el lugar.

Pues eran alrededor de las 4:30am de un domingo cuando el transporte llegó a traernos a mi casa y pues partimos. En la carretera panamericana íbamos deleitando con lo el verdor del campo alimentado por las lluvias que bañan últimamente a nuestro territorio. Pudimos apreciar las fantásticas formaciones de nubes en el cielo las cuales por efecto de la salida del sol habían adquirido un bello color rosa-rojizo.

Decidimos tomar la ruta que nos llevaría desde Mercedes Umaña hasta Santiago de María, la cual es complicada por la estrechez de la calle que pasa por Berlín y Alegría pero que se compensa por la belleza de los paisajes que pueden apreciarse a ésa altura.

Al fin de vuelta en vuerlta llegamos al desvío hacia la Playa El Espino, ahora es una calle pavimentada, se vinieron recuerdos de cuando era una…

Leyenda: Ofrenda al Río

Texto tomado de: "Mitos y Leyendas de los Pipiles de Izalco" de L. Schultze Jena, Traducción de Gloria Menjívar Rieken y Armida Parada Fortín, Ediciones Cuscatlán 1977.

Cuentan los ancianos antepasados:
Lejos de aquí se roban el agua. Se han robado el manantial, que hace poco, había brotado.

Los de Izalco buscaron una niña para llevar allí donde había brotado el manantial.
Muchos la acompañaron. Hicieron una fiesta, prepararon nacatamales y a la pequeña la sentaron allí donde había brotado el agua. Le dijeron: ¡Debes reír!

Cuando todo había terminado dejaron a la pequeña diciéndole: - Tu te quedas, mañana temprano vendremos a ver que tal amaneciste.
Cuando al día siguiente llegaron, la pequeña ya no estaba. Pero el agua corría. Entonces dijeron aquellos que el agua se la había llevado.

Ilustración de Isabel Rosales.

Leyendas salvadoreñas: La Tamalera

Hola, después de meses de ausencia les traigo una leyenda, en verdad espero postear más seguido, saluditos.


La Tamalera

(Texto e ilustración de la cabecera tomados de "Tradición Oral de El Salvador/coordinador Gloria Aracely de Gutierrez")


En la laguna de Cuzcachapa, aparecía la tamalera. Tenía la cueva allí en la laguna, y salía a las doce de la noche a vender los Tamales.

-¡Los tamales de pescado!- decía...¡pero duro!allá salía, de aquel lado allí tenía la cueva. Y hoy que le hicieron la zanja de la calle, deshicieron la cueva...

Informante. Macedonio Cruz, Chalchuapa, Santa Ana, 1985.